jueves, 4 de agosto de 2011

¿Dónde quedó la Inocencia?

Ayer mientras veía el noticiario central de Canal 13, no pude dejar de sorprenderme con el reportaje de la sección “Reporteros”, quedé impactada, helada, no sé que palabra define mejor mi estado, se me pasaron tantas cosas por la mente que de tan sólo pensarlo me da mucha rabia.

El reportaje, “Discotheques para niños”, modalidad que llegó hace un par de años a nuestro país, en donde se abren las puertas de estos espacios a plena luz del día y que sólo asisten menores de edad para ir a bailar, la edad de los niños fluctuaba entre los 11 y 16 años, incluso se dijo que asistían niños de 8 años. La verdad de las cosas que la disco, de niños no tenía absolutamente nada, se ofrecen shows indignos, vejatorios y de carácter sexual,  en donde priman los movimientos del famoso regeton y su “perreo”, los mismos chicos bailan de una manera que para mí no es comprensible, algunos de estos pequeños decían claramente “es sexo con ropa”, como si fuera lo más normal a su edad, sacaban a niños al escenario y realizaban pruebas en donde claramente simulan un acto sexual con estos pequeños, los bailarines tomaban fotos a sus genitales como si nada, mujeres frotando sus cuerpos en pequeños de 11 años, lo peor de todo, a la vista y paciencia de estas personas adultas que sin ningún pudor se atreven a declarar ante las cámaras que es “NORMAL” y que los psicólogos están todos equivocados y que eso no corresponde a un abuso sexual, ¿en qué cabeza cabe eso? ¿dónde están los padres de esos niños, cómo no inspeccionan en qué lugar están dejando a sus hijos?

Miraba el reportaje y no podía dejar de pensar en mis hijos, se me vienen tantas preguntas a mi cabeza: ¿cómo existe tanta desprotección?, ¿quién autoriza a estos antros a funcionar? ¿quién los fiscaliza?, ¿quién protege a estos menores, si sus padres tampoco lo hacen?, lamentablemente sé que no tendré las respuestas que necesito. Los niños cada vez están creciendo más  rápido, perdiéndose cosas tan simples como jugar a los autos y las muñecas, perdiendo la inocencia que existía antaño, pero qué tan responsables somos nosotros de qué esto ocurra? ¿En qué estamos fallando? ¿En qué nos estamos equivocando?.

Los niños que asistían a esos lugares eran de zonas vulnerables de nuestra sociedad, ya tienen un camino difícil que recorrer, las oportunidades son escasas o simplemente no las tienen, pero también hay que reconocer que todo parte por casa, los principales protectores de los niños debemos ser nosotros los Padres, nuestro deber es enseñarles, colocarle límites, estar presentes, contestar sus dudas, enseñarles que es bueno y que es malo, no podemos culpar de todo a la sociedad tampoco y de las oportunidades que se nos pueda presentar, está en uno también llevarlos por el buen camino. Hoy como país estamos enfrentando un gran movimiento que quiere mejorar la educación, siento que primero que todo debemos partir por lo básico, protejamos a nuestros niños de toda esta basura, permitámosle disfrutar de su infancia, de la inocencia de esa edad, ¿cuál es el objetivo de hacerlos adultos tan pronto?

2 comentarios:

Lorena dijo...

Excelente tema, ciertamente esta en nosotros como padres el estar al pendiente de donde y como estan nuestros hijos, una responsabilidad que hoy en dia pareciera "pasada de moda" se piensa que por darle un celular a un hijo, es como poner en sus manos el "arma infalible" para estar bien donde sea que vayan,siendo que asi evitamos involucrarnos en donde y como estan realmente nuestros hijos.
Me encanto tu blog, Gracias por escribir !!
@AylaDonii

Mujer y Mamá dijo...

Es horrible como no les importa hacer eso con los niños con el afán de ganar dinero, "si vende, entonces hay que hacerlo"... no!!
Es una gran tarea para los padres enfrentar lo que viene.
Te he dejado algo en mi blog, pasa a verme.
Saludos.