martes, 8 de febrero de 2011

Al cine y Bicicleta

Este fin de semana estuvo súper tranquilo, muy descansado, flojeamos un montón por lo cual lo disfrute muchísimo, me gustan esos fines de semanas en donde uno se relaja y no hace nada, ideal a estas alturas que lo único que estoy esperando son las vacaciones, pero bueno ya queda menos, sólo unos cuantos días.

Pero no todo fue descanso, igual tuvimos nuestros panoramas y/o salidas veraniegas, el viernes fuimos al cine a ver el “Oso Yoyi”, fuimos con mi sobrino Benjamin, él es mayor que mi hijo (se llevan por 7 meses) y prácticamente se crían juntos, por lo que son amigos de travesuras y hacen que mi mamá se vuelva un poquito loca también.

A pesar de que la película no era de las mejores, lo pasamos bien, ellos disfrutaron de las palomitas y de las aventuras de este particular oso que le gusta robar los PICNIC. Agustín no paro de hablar e intentar que su primo lo siguiera con sus juegos, pero Benjamin muy concentrado en sus cabritas le repetía “Agustín estoy viendo la película”. Mi mamá nos contaba que estuvieron todo el día esperándonos, que estaban impacientes, y cuando nos vieron llegar lo único que querían era salir e irse al cine. Pensamos que no nos harían caso, y que se portarían mal, pero para ser la primera vez que salimos con mi sobrino fue una buena experiencia, él se porto muy bien y bueno mi Agustín pelusón como el solo, sin duda que será una experiencia volveremos a repetir :=).

Para la Navidad el “viejito pascuero” le regaló una bicicleta a Agustín, la cual no pesco y la dejo ahí olvidada en un rincón, pero este sábado para que comenzará a disfrutar de este regalo lo llevamos a unas pistas que están en el mall Tobalaba, especialmente diseñada para andar en este medio de transporte. Pensamos que se aburriría pronto, pero nos llevamos una grata sorpresa cuando él empezó a pedalear de mejor manera y a disfrutar los viajes rápidos, después no quería que lo vigilaran y quería tirarse solo por la colina (así le llama cuando hay pendientes en los terrenos) y disfrutar de la velocidad que le entregaba su bicicleta, por lo que necesitamos comprarle urgente un casco, rodilleras y coderas, para evitar accidentes. Mi marido alucino y ya esta pensando que Agustín será un gran competidor de bicicross, pero yo muy cauta le digo primero hay que enseñarle andar bien y después ver los resultados, capaz que se aburra pronto y deje nuevamente la bicicleta de lado. Los niños son así :), somos los Padres los que soñamos con cosas que a nosotros nos hubiesen gustado hacer cuando eramos pequeños, pero la verdad es que su idea no me parece tan mala, igual quiero que Agustín pruebe diferentes cosas y que tenga alguna PASIÓN por algo.

2 comentarios:

Eric Mosnich dijo...

Que familia no??? en todo caso ese niño tiene futuro, lo mejor que ustedes les den las posibilidades y facilidades para que el experimente, se aventure. Lo de la bicicleta es genial!! mucho deporte les hace bien.
El cine linda experiencia, su primo muy educado y tranquilo, pero este Agu... pelusón pero rico!!!
Ah, bueno.. soy el papá de este niño Agustín a quien amo mucho!!!!!

La Cucina del Topino dijo...

Hola Sol! Gracias por tus palabras! qué grande está Agustín! se ve una ricura!
Un abrazo